23 El orgullo termina en humillación,
mientras que la humildad trae honra.