24 Si ayudas a un ladrón, sólo te perjudicas a ti mismo;
juras decir la verdad, pero no testificarás.