31 No envidies a las personas violentas,
ni imites su conducta.