10 Nunca difames al empleado ante su patrón,
porque te maldecirá, y sufrirás las consecuencias.