3 No he dominado la sabiduría humana,
ni conozco al Santo.