5 Toda palabra de Dios demuestra ser verdadera.
Él es un escudo para todos los que buscan su protección.