7 Pues no vivimos para nosotros mismos ni morimos para nosotros mismos.