22 Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo.