18 Sobre sus seguidores cayó fuego;
una llama consumió a los perversos.