20 Cambiaron a su glorioso Dios
por la estatua de un toro que come hierba.