21 Se olvidaron de Dios, su salvador,
quien había realizado tantas grandezas en Egipto: