29 Que mis acusadores se vistan de vergüenza;
que la humillación los cubra como un manto.