17 Los muertos no pueden cantar alabanzas al Señor
porque han entrado en el silencio de la tumba.