109 Mi vida pende de un hilo constantemente,
pero no dejaré de obedecer tus enseñanzas.