114 Tú eres mi refugio y mi escudo;
tu palabra es la fuente de mi esperanza.