117 Sostenme y seré rescatado;
entonces meditaré continuamente en tus decretos.