149 Oh Señor
, en tu fiel amor oye mi clamor,
que el seguir tus ordenanzas me reanime.