1 Salmo 127
Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén. Salmo de Salomón.
Si el Señor
no construye la casa,
el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo.
Si el Señor
no protege la ciudad,
protegerla con guardias no sirve para nada.