1 Salmo 130
Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén.
Desde lo profundo de mi desesperación, oh Señor
,
clamo por tu ayuda.