6 Que las alabanzas de Dios estén en sus labios
y tengan una espada afilada en las manos,