9 ¡Da la victoria a nuestro rey, oh Señor
!
Responde a nuestro grito de auxilio.