8 Amo tu santuario, Señor
,
el lugar donde habita tu gloriosa presencia.