9 No permitas que sufra el destino de los pecadores
ni me condenes junto con los asesinos.