2 Pues como la hierba, pronto se desvanecen;
como las flores de primavera, pronto se marchitan.