11 Sé que soy de tu agrado,
porque no permitiste que mis enemigos triunfaran sobre mí.