19 ¡Pero Dios escuchó!
Él prestó oídos a mi oración.