29 Estoy afligido y dolorido;
rescátame, oh Dios, con tu poder salvador.