8 El Señor
juzga a las naciones.
Declárame justo, oh Señor
,
¡porque soy inocente, oh Altísimo!