10 Dios es mi escudo,
quien salva a los de corazón recto y sincero.