3 porque envidiaba a los orgullosos
cuando los veía prosperar a pesar de su maldad.