59 Cuando Dios los oyó, se enojó mucho,
y rechazó a Israel por completo.