11 Escucha el lamento de los prisioneros.
Demuestra tu gran poder al salvar a los condenados a muerte.