5 Nos diste tristeza por comida,
y nos hiciste beber lágrimas en abundancia.