6 El enemigo está acabado, quedó en ruinas eternas;
las ciudades que arrancaste de raíz ya pasaron al olvido.