3 Las aguas crecieron, oh Señor
.
Los diluvios han rugido como truenos;
las inundaciones elevaron sus impetuosas olas.