3 porque el Señor
es Dios grande,
un gran Rey sobre todos los dioses.