11 porque el mismo Dios que dijo: «No cometas adulterio», también dijo: «No cometas asesinato»
. Así que, si ustedes matan a alguien pero no cometen adulterio, de todos modos han violado la ley.