24 Como puedes ver, se nos declara justos a los ojos de Dios por lo que hacemos y no solo por la fe.