10 No menosprecien estos modestos comienzos, pues el Señor
se alegrará cuando vea que el trabajo se inicia y que la plomada está en las manos de Zorobabel».
(Las siete lámparas
representan los ojos del Señor
que recorren toda la tierra).