7 A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás.