14 Al contrario, para siempre lo estableceré en mi casa y en mi reino, y su trono será firme para siempre”».