17 Poco después se enfermó el hijo de aquella viuda, y tan grave se puso que finalmente expiró.