43 Entonces el rey de Israel, deprimido y malhumorado, volvió a su palacio en Samaria.