1 Entonces Samuel tomó un frasco de aceite y lo derramó sobre la cabeza de Saúl. Luego lo besó y le dijo:—¡Es el SEÑOR quien te ha ungido para que gobiernes a su pueblo!a