25 Si persisten en la maldad, tanto ustedes como su rey serán destruidos.