11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea.—¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos!