22 Entonces Saúl ordenó a sus funcionarios:—Hablen con David en privado y díganle: “Oye, el rey te aprecia, y todos sus funcionarios te quieren. Acepta ser su yerno”.