12 Nunca les hemos negado nuestro afecto, pero ustedes sí nos niegan el suyo.