21 Entonces ella subió, lo puso en la cama del hombre de Dios y, cerrando la puerta, salió.