21 Pero Abisay hijo de Sarvia exclamó:—¡Simí maldijo al ungido del SEÑOR, y merece la muerte!